RELATOS – CASO GERARDO EUGENIO MACHADO

MIEMBRO DE LA JUVENTUD COMUNISTA TORTURADO EN LA POLICIA NACIONAL DE CUENCA

En noviembre de1985, en la ciudad de Cuenca se llevaban a cabo los V Juegos Bolivarianos y, en esas circunstancias, en la localidad conocida como Corazón de Jesús, Gerardo Machado estaba pintando un mural de Simón Bolívar, con la ayuda de los niños pioneros que pertenecían a la Juventud Comunista, organización de la cual él también formaba parte. Como parte del mural relata que escribió un pensamiento junto a Simón Bolívar, que decía textualmente: ‘Tal parece ser que la Providencia puso a Estados Unidos de Norteamérica, para plagar de males a la América Latina en nombre de la libertad. f) Simón Bolívar’.

 “Cuando hacía eso, muchos patrulleros de la Policía llegaron ahí. Me agredieron, la señora mamá de uno de los pioneros estaba ahí, también la agredieron a ella, y ella dijo: ‘¿oiga y usted por qué le lleva?, ¿quién es usted?’, y el señor este contestó: ‘Yo soy comandante de la Policía’. Efectivamente, me llevaron al cuartel de la Policía que estaba ubicado en el centro de la ciudad, me llevaron al segundo piso, a un fondo donde había una habitación larga, en la que había una mesa y unas dos sillas, y me empezaron a agredir, sobre todo este comandante”.

Detenido en el cuartel policial “todo el tiempo fui golpeado, el general de Policía decía: ‘¡desaparézcanle, desaparézcanle!’, mientras un coronel de Policía, Ordóñez o Espinoza decía: ‘¡No, mi general, no, hay gente afuera! ¡Si hacemos algo nos van a meter en problemas!’. Uno de ellos me dio un golpe en los testículos muy duro, me puse a llorar”. En el proceso de tortura también participaron dos policías rasos.

Luego, aproximadamente a las ocho de la noche, Gerardo Machado fue liberado: “me sacaron, tenía dolores muy grandes, muy profundos, y afuera, efectivamente, me estaban esperando mis compañeros del partido”. Recuerda que la reacción de la ciudadanía cuencana fue tal que, a los dos o tres días, aparecieron en toda la ciudad afiches de Simón Bolívar, con el pensamiento que él había pintado, inclusive había afiches en la puerta del cuartel de la Policía.

No presentó ninguna denuncia ante organismos competentes, debido a su temor personal y al de su esposa de que fueran objeto de represalias, pero se hizo una denuncia pública en la radio Tomebamba de Cuenca, la misma que era muy conocida por apoyar la lucha por los derechos humanos durante la presidencia de León Febres Cordero. Este hecho llevó posteriormente a Gerardo Machado a trabajar en la protección de derechos humanos, lo que le permitió conocer y defender algunos casos, como el asesinato de Damián Peña joven estudiante muerto en protestas estudiantiles el 11 de enero de 2002.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s