RELATOS – CASO NAHÍM ISAÍAS – PARTE IV

SECUESTRO DE NAHÍM ISAÍAS: EJECUCIONES EXTRAJUDICIALES, DETENCIONES Y TORTURAS

Luego, Juan Cuvi fue llevado nuevamente al aeropuerto de Manta. Otra vez lo embarcaron en el helicóptero para trasladarlo de regreso a Guayaquil, a su primer lugar de retención, el Cuartel Modelo. Confiesa que en el vuelo, a pesar de los golpes de los agentes, el sueño lo venció: “Al comienzo, el agente que iba a mi lado me sacudía y me despertaba, pero al final se cansó y dejó que me recostara en su hombro”.

Al mismo tiempo, en el cautiverio, Nahím Isaías pidió hablar con sus captores. Patricio Baquerizo quien ya estaba a cargo de las operaciones en Guayaquil, dialogó con él y éste le expresó que estaba muy preocupado por el desarrollo del operativo. Nahím Isaías era consciente de que estaban en la ciudad de Guayaquil. En las conversaciones, Patricio Baquerizo desvinculaba toda relación con AVC, diciendo que el secuestro tenía el solo objetivo del dinero. En ellas, además, según refiere, Nahím Isaías admitió haber aportado 10 millones de dólares a la campaña de León Febres Cordero.

“Bueno, empezamos a conversar. Ahí por ejemplo hay cosas, de las que él mencionada. Primero lo de la contribución a la campaña de Febres Cordero; y no solamente a la de Febres Cordero, él hablaba de contribución a la campaña de Borja. Dice: ´Yo le aposté a los 2`. Él me dice: ´A mí si me preocupa todo el estado de la situación. Yo una cosa le voy a decir, que si aquí nos encuentran aquí nos morimos todos`. Y yo me le río. ´Usted está loco` – le digo-. O sea aquí nos encuentra Febres Cordero, tiene que negociar. ´No crea – me dice-, puede que no negocie. Y puede que nos toque morirnos todos aquí`. Yo era un convencido, aún a pesar de lo que había conversado con él, de que Febres Cordero negociaba, de que no lo podía dejar  matar. Dice: ´Yo más le valgo a él muerto. Primero, no me paga la deuda; segundo, él sabe que yo estaba financiando la campaña de Roberto Dunn para la presidencia [se refiere a Roberto Dunn Barreiro, candidato a la presidencia del Congreso].

Y él ya está comprometido con el grupo del Banco del Pacífico. Muchos van a pedir que no salga vivo`. Y en esas circunstancias, a mí hasta me llegó a plantear: ´Yo les garantizo, yo sé con quien estoy hablando. Yo les cumplo, déjenme y yo les cumplo afuera, yo le pago, yo le pago el rescate`”.

Alfonso Benavides y Juan Carlos Acosta conocían la casa de El Seguro. Los captores por seguridad decidieron el traslado de Nahím Isaías al barrio La Chala, en las calles Tercera o Alianza entre la Once y la Primera Peatonal, donde vivía Fernando Patricio Rojas, militante de AVC, allí solo estaría  provisionalmente, pues el comando de AVC ya había alquilado otro lugar en Guayaquil para mantenerlo hasta el final de las negociaciones relacionadas con su liberación.

En esas condiciones, Patricio Baquerizo, circunstancialmente había logrado evadir la persecución policial. Empero, los elementos de AVC que estaban a cargo de Isaías se encontraban desfinanciados y la situación se complicaba aún más para el comando de AVC. Por ello se comunicó con los comandos de AVC en Quito para pedir recursos que posibiliten sostener el operativo. Arturo Jarrín (comandante uno de AVC) indicó que el viernes 30 de agosto estaría alguien de la organización a las 3 de la tarde y, con otro dirigente de AVC de Guayaquil, establecieron el lugar de encuentro.

Después de hacer la llamada a Quito, Patricio Baquerizo comunicó a sus compañeros que el viernes 30 de agosto, a la hora indicada se contaría con los recursos, pero nunca mencionó el lugar de la cita. Aquel viernes 30 de agosto de 1985, Hilda Astudillo, Gardenia Baquerizo, el colombiano Germán Sarmiento Tobón “Federico”, Fernando Rojas y Patricio Baquerizo salieron desde la casa de El Seguro con rumbo a una casa en La Alborada. El objetivo era recoger los muebles de aquel lugar para trasportarlos a la nueva vivienda donde retendría definitivamente al secuestrado.

En el camino, Fernando Rojas que laboraba en una compañía de seguros se quedó en su trabajo para que todo pareciera normal. Después se dirigieron al mercado de Ayacucho y alquilaron una camioneta al señor Ángel Herrera Cavagnaro para que realizara un flete de la casa de La Alborada quien los iba escoltando. Cuando llegaron a la casa, y al forzar el ingreso por una ventana trasera, pues la puerta principal estaba dañada, Patricio Baquerizo observó que dentro de la misma estaban agentes armados.

De inmediato fue hasta donde sus compañeros y ordenó a “Federico” que encendiera el carro para huir, luego se dirigió a Ángel Herrera Cavagnaro para indicarle que abandonara el lugar lo más pronto. “Ándate -le digo-, ¡te van a matar!, no seas estúpido, ándate…yo ya veo que desde adentro comienzan a forcejear para abrir”.

Todos estaban desarmados. Al pretender arrancar el auto con el que venían desde La Chala, se rompió la palanca de cambios. Decidieron entonces salir corriendo. “Y yo veo cuando abren la puerta y de una…el muchacho este no se embarca [Ángel Herrera Cavagnaro], él se queda parado en la camioneta de pie, apegado al balde. Y ellos salen y de una lo tiran, le pegan un tiro en el estómago.

Los policías dejaron a Ángel Herrera Cavagnaro en la acera y en la camioneta de éste emprendieron la persecución a Patricio Baquerizo. Finalmente, un grupo de policías capturaron a Germán Sarmiento, Hilda Astudillo y Gardenia Baquerizo en una tienda donde habían intentado ocultarse y simultáneamente capturaron a Patricio Baquerizo:

“Entonces…a mí me disparan. Me deben haber disparado, no sé, unos 10, 12 tiros, con la carabinas. Pero fueron malos tiradores, porque aquí estoy. No me dieron. Pero ellos hacen otra cosa; es que, le matan al muchacho, o le disparan e inmediatamente se embarca uno de ellos al volante y dos más atrás  y comienzan a seguirme a mí”.

Los policías logran interrumpir su huída: “Ellos me atraviesan la camioneta y me encañonan”. Fue embarcado en el balde de la camioneta y volvieron por el cuerpo de Ángel Herrera Cavagnaro que aún estaba vivo. “Y suben a este muchacho y lo tiran al lado mío, herido. Entonces ahí me tocó ver cómo moría, cómo boqueaba ya hasta que murió. Debió haber sido, a partir de que lo ponen al lado mío, unos 5 ó 10 minutos después”.

En el camino al Cuartel Modelo, le pusieron esparadrapo en los ojos; sin embargo, éste no se pegaba completamente, por lo que aún podía ver por debajo del mismo el cuerpo del chofer de la camioneta. Patricio Baquerizo portaba una identificación falsa, estatus que no duró por mucho tiempo.

“Me trasladan hasta el [Cuartel] Modelo, a una oficina. Entonces ahí se me identifica Edgar Vaca. Me dice: ´Qué fue Patricio`. Entonces yo me abstuve de dar el nombre que tenía en la cédula. ´Qué fue Patricio, siéntenle`. Entonces me sientan. Me dice: ´Los dos nos conocemos`. Él se me identifica. Yo a él no. Me dice: ´Yo soy el capitán Edgar Vaca, yo te investigué en Quito`. ´Ah, ya pues`. -le digo-. Y entonces ahí me dice: ´Nos conocemos, yo sé cuál es tu actitud, tú sabes cual es la mía; así que veremos si es necesario repetir pero multiplicado lo de la vez anterior`. Entonces yo lo que le dije: ´Bueno, yo voy a decir toda la verdad y todo lo que sé; no nos hagamos problema –le digo-, yo no quiero que me estropeen`. Entonces me dice: ´Tu nombre y apellido completo`. Entonces le digo: ´Patricio Arsenio Julio Enrique de Jesús Baquerizo Yela`. ´Ah ya, empezamos bien – me dice-, ya por lo menos me das tu nombre`. Me dice: ´Vas a aceptar, ¿perteneces o no a Alfaro Vive? La vez pasada dijiste sí`. Entonces le dije: ´Sí, yo pertenezco a Alfaro Vive`. Entonces ahí me pregunta: ´ ¿Dónde está Isaías?` y yo le digo: ´ ¿Isaías? –  le digo-, Alfaro Vive no lo tiene a Isaías, están equivocados. Nosotros no hemos secuestrado a Nahím Isaías`. Entonces ya ahí que hijo de tal, que hijo de cual, te vas a hacer maltratar. Entonces, en resumidas cuentas, lo que dice es: ´Nos conocemos. Este hijo de puta no entiende -dice-, trépenlo`. Entonces treparme significaba llevarme a empezar  la tortura; o sea, había acabado el trato amigable, no había durado ni tres minutos”.

Existió un parte firmado por Luis Campoverde, Wilson Cárdenas, Manolo Minda Arce, Washigton Cuasquer donde se afirmó la detención de Germán Sarmiento, Patricio Baquerizo, Gardenia Baquerizo, Hilda Astudillo y Ángel Herrera Cavagnaro en el que se leyó lo siguiente versión de Herrera Cavagnaro: “había fallecido a consecuencia del cruce de bala que se había originado anteriormente”  incluso hubo el intento de vincularlo presumiendo su militancia en AVC. Y en otro un informe de las pertenencias encontradas a Gardenia y Patricio Baquerizo, Germán Sarmiento, Hilda Astudillo y Ángel Herrera Cavagnaro, donde a éste último le añaden en su poder un “revolver calibre 22-bala “U”, color negro, fabricación Italiana con tres cartuchos y cuatro vainillas”. Juan Cuvi, durante su largo cautiverio, también reveló que sintió la presencia de altas autoridades. Entiende que uno de ellos pudo haber sido el capitán Edgar Vaca.

“Sabes por qué te digo que era el Vaca, porque vos notas la jerarquía,  o sea cuando te torturan vos notas cuál es el que manda, entonces me acuerdo que cuando llegó y todo el mundo se le cuadran y le dicen mi coronel, lo que sea. Entonces se notaba que él era la autoridad, digo este es oficial, es coronel, alguna cosa. Ese, estoy seguro de que era el Vaca”.

La versión de estos testimonios es ratificada con los documentos de inteligencia facilitados por el Ministerio de Defensa; mediante oficio, con fecha 19 de agosto de 1985, donde el presidente de la República, ingeniero León Febres Cordero, entregó la responsabilidad del caso a las siguientes autoridades: Lo indicado también se puede constatar en el oficio enviado por el Comandante General de Policía, doctor Edison Augusto Garcés, al mayor Edgar Vaca donde dice lo siguiente:

“Con el fin de dar estricto cumplimiento a la disposición impartida por el señor Ing. León Febres Cordero, Presidente Constitucional de la República, sírvase trasladarse a la ciudad de Guayaquil con el propósito de dedicarse a la investigación completa, hasta su conclusión del caso del secuestro del señor NAHIM ISAIAS BARQUET, para lo cual anexo al presente copia de la comunicación 852012 de esta fecha”.

Patricio Baquerizo manifiesta que el interrogatorio se inició con preguntas relacionadas con el paradero de Nahím Isaías y el se mantenía en su posición, acerca de que el grupo de Alfaro Vive no lo había secuestrado

“La primera tortura que a mí me hacen, es que me sientan en el piso; entonces yo estoy sentado, uno ó dos agentes me sostienen las rodillas pegadas al piso, con las piernas estiradas, pero para que las rodillas no pueda doblarlas. Entonces el otro me empuja desde la nuca para adelante. Yo estaba esposado atrás, el otro me hace la palanca con los brazos hacia delante. Yo no sé si sea fantasía mía o que sé yo, pero para mí un momento mis brazos estaban adelante, en un momento. O sea mis brazos estaban adelante y no me había sacado las esposas. Es una cuestión bien tenaz, porque te comienzan a golpear acá; se te contrae absolutamente todo; o sea, donde tú más sientes es acá, en la caja torácica y los pulmones, te comienza a faltar aire”.

Añade que mientras recibía este tratamiento, los agentes le aplicaban otro tipo de maltrato. “Lo combinaban con la funda. Entonces un momento te tenía con el apalancamiento, te ponía la funda, y a veces la funda con gas; te echaban gas dentro de la funda. Con tu rostro adentro abrían la funda y te echaban el gas. Entonces como es el chisguete, que es líquido, te iba quemando el rostro”.

En estas primeras investigaciones también estuvo el teniente de Policía Edgar Machado, el cual expresó: “en primera instancia procedí a investigar al detenido Patricio Baquerizo”. Luego dejaron de interrogarlo sobre Nahím Isaías y afirma que entonces los agentes se concentraron en averiguar el lugar de la cita pactada por él con un dirigente de AVC, lo cual estaba relacionado con aquel encuentro acordado para recibir recursos económicos destinados al comando que se estaba encargado de la retención del secuestrado.

En una de las sesiones de investigación, tratando de ubicar el lugar de la cita, Patricio Baquerizo fue llevado a una nueva oficina donde, según sus declaraciones, pudo reconocer a: “Charly Pareja Cordero (se refiere a Carlos Pareja Cordero, Secretario de la Presidencia de la República) y Gustavo Lemos, Subsecretario de Gobierno, Ellos se me identifican directamente”. Posteriormente fue trasladado a donde estaban torturando a su hermana Gardenia Baquerizo. Los agentes amenazaron con violarla y le obligaron a ver cómo la torturaban y, a su vez, le torturaban a él para que ella observara. “Ahí está Charly Pareja, Charly Pareja dirige eso; Charly Pareja y Gustavo Lemus son los que están ahí”. Luego, nuevamente es llevado a otra oficina.

“Entonces veo cuando enchufan, pero ya la curiosidad me hace que yo con la visión que tenía tirado en el piso, recorra; y veo cuando hacen contacto en los dos cables. Entonces ahí ordenan desvestirme; me desnudan total y absolutamente. Y el polo me lo amarran al pene y comienzan, el otro polo a ponérmelo en las manos, en las orejas, yo creo que donde caiga. Esa es una cuestión súper terrible, la electricidad de 110. Porque esa electricidad no te rechaza, se te pega. Es una cuestión que tú estás en el piso y a lo que te dan el chicotazo, yo no sé, el cuerpo se te arquea y si te debe de elevar unos 30, 40, 50 cm, del piso: o sea, es terrible.

Te voy a contar una cosa. Yo tengo muy bien los pies sobre la tierra y no creo que fantasee. Pero hay un momento en el cual yo sentí como que algo se me salió del cuerpo. Yo comencé a ver todo desde arriba, la plena; yo comencé a ver caras y todo. Yo me acuerdo es que de pronto alguien entra, era un oficial, y él les grita: ´¡aguanten que ese man se les está quedando!`…se les está muriendo. Yo ya me había orinado, no me había hecho lo otro; porque dicen que uno se hace cuando ya se muere. Y yo más o menos en ese momento siento como que regreso al cuerpo”.

CONTINÚA…

Anuncios

2 Respuestas a “RELATOS – CASO NAHÍM ISAÍAS – PARTE IV

  1. Pingback: Tweets that mention RELATOS – CASO NAHÍM ISAÍAS – PARTE IV « Comunidadreal's Blog -- Topsy.com·

  2. TODO LO CONTADO POR PATRICIO BAQUERIZO SON PURAS MENTIRAS
    YO ESTUBE DETENIDO JUNTO CON EL Y PRACTICAMENTE ME CONTO TODO, PERO ERAN OTRAS VERSIONES, NADA DE TROTURAS NI NADA QUE SE LE PAREZCA, ESTE PATRICIO FUE QUIEN MAS GOSO DE TODO LO QUE ROBO ALFARO VIVE, MIENTRAS LOS OTROS PONIAN LA CARA, COMO JARRIN, BAQUERIZO SE MANTENIA ESCONDIDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s