RELATOS – CASO SEGUNDO CAICEDO

EJECUCIÓN EXTRAJUDICIAL EN OPERATIVO COMBINADO EN SECTORES POPULARES DE GUAYAQUIL.

Siendo presidente de la República, Sixto Durán Ballén se expidió el Decreto Ejecutivo Nº 86 mediante el cual se disponía la intervención de las Fuerzas Armadas en todo el territorio nacional en acciones conjuntas con la Policía Nacional para combatir el auge delincuencial. En este contexto, el 6 de marzo de 1993, las tres ramas de las Fuerzas Armadas del Ecuador y la Policía Nacional, realizaron un operativo en una zona suburbana de la ciudad de Guayaquil, denominada Barrio Batallón del Suburbio, en el que de acuerdo a la planificación que lo precedió participaron alrededor de 1.200 agentes, quienes contaron con camiones del Ejército, lanchas y un helicóptero.
Durante el operativo, miembros de las Fuerzas Armadas utilizaron explosivos para abrir las puertas de las casas e ingresar a los domicilios en donde creían que se encontraban las personas a quienes buscaban. Aquella noche Wilmer Zambrano Vélez, Segundo Olmedo Caicedo Cobeña y José Miguel Caicedo Cobeña fueron ejecutados por disparos de agentes estatales.
Vanner Omar Caicedo Macías, hijo de Segundo Caicedo, manifiesta en su testimonio que “en la madrugada del 6 de marzo, su madre, Silvia Macías, escuchó ruidos en las afueras de la casa y que por ello se levantó para ver de qué se trataba cuando se escuchó una explosión mi mamá pegó un grito y cayó al piso; mi papá se levantó corriendo porque mi mamá gritó ‘¡Me mataron!’ y mi papá se levantó gritando a cogerla. Mi mamá estaba ensangrentada porque se le había enterrado un pedazo de lata de la puerta en la pierna producto de la explosión. Mi papá gritó: ¡Me la mataron, me la mataron!. Entraron unos hombres yo ahorita puedo decir que eran de las Fuerzas Armadas, porque yo los conozco; hombres de traje militar y con capucha y nos cogieron a mi hermano y a mí, nos agacharon la cabeza y nos sacaron a la parte que es comedor, a mi mamá la pusieron al lado de nosotros y a mi papá lo metieron al cuarto”.
Agrega que no recuerda el número preciso de elementos que ingresaron a la casa y señala que deben a haber sido entre diez o quince hombres de fuerzas especiales: “Una vez que lo metieron al cuarto a mi papá le comenzaron a pegar y a amenazar, que le iban a matar a la familia si él no hablaba: ‘Matamos a tus hijos, matamos a tu esposa…si no hablas’, le decían”, y recuerda que entretanto Segundo Caicedo suplicaba para que no lastimen a su familia.
Vanner Caicedo asegura que también les escuchaba decir: “¿Que quiénes son? ¿Dónde están? Estaban buscando gente, supuestamente subversivos. ‘Habla, habla o te matamos aquí mismo’. Le pegaban, le hacían gritar, se escuchaban clarito los gritos, mi mamá lloraba al lado de nosotros, nosotros también llorábamos”.
Añade que cuando quiso alzar la cabeza para mirar qué ocurría, uno de los militares le puso la bota encima y se lo impidió. Empezó a sentir algo mojado: era porque su mamá, que estaba junto a él, estaba desangrándose.
Asegura que su papá les dijo a los militares: “¿Qué quieren que les diga, yo no sé nada, yo no sé de qué me están hablando!. Le decían: ‘Chucha habla, habla hijueputa o te matamos aquí mismo’”, al tiempo que su papá les rogaba que no le siguiesen pegando.
Narra Vanner Caicedo que minutos más tarde hubo silencio: “Me conversa mi hermano en la actualidad, porque recién topamos ese tema ahora, que sí alcanzó a ver cuando a mi papá lo sacaron. Vecinos del frente de mi casa me dan la misma versión que a mi papá lo sacaron. Lo sacaron con una funda en la cabeza hasta la calle y lo subieron al camión. Lo último que escuché fue cuando dispararon, dos disparos hicieron”. Agrega que sus vecinos le comentaron que observaron cómo bajaban un bulto en una sábana blanca. Luego de esto, los militares entraron a la casa y se llevaron a su madre. Vanner Caicedo piensa que era porque estaba herida y no querían dejar evidencia que sirviese para notas en la prensa. A su hermano y a él les taparon las cabezas con sus propias camisetas y los llevaron al patio, les ordenaron que se metieran en el baño. Posteriormente escuchó que uno de los militares quería llevárselos y otro le dijo que no, que con los niños no se metiera. Entonces les ordenaron que se quedaran en el baño hasta que no oyeran nada más.
Cuando salieron encontraron el cuarto de sus padres lleno de sangre y un casquillo de bala. Todos los muebles estaban rotos, los colchones en el suelo y la ropa revuelta. Salieron a la calle y vieron a la gente muy asustada. Enseguida llegaron sus tías que vivían cerca y también lloraban, sus casas también habían sido allanadas: un tío que era discapacitado, junto con el primo de su padre, habían sido torturados y asesinados.
Sobre su madre manifiesta que: “A mi mamá la tenían en la Infantería de Marina, mi tía me dijo que la tuvieron varios días incomunicada, que la pudo ver cuando la trasladaron al CDP [Centro de Detención Provisional]. Ahí fue que la sacaron”.
Hubo entre cuarenta y cincuenta detenidos ese 6 de marzo de 1993, los militares se llevaron personas de distintas viviendas del mismo sector. “Ellos decían que estaban buscando grupos subversivos”.
Después del hecho no sufrieron persecuciones ni hostigamientos; sin embargo, la familia de Vanner Caicedo nunca más volvió a su casa. Se quedaron viviendo con sus familiares y comenta que su madre quedó muy afectada por el hecho: “Mi mamá quedó tan mal, yo no sé qué le habrán hecho.
Yo me imagino lo peor para ella, siendo la única mujer, estando en la base San Eduardo, incomunicada”. Ella les pidió a sus hijos que nunca más se hablara del tema y por temor nunca presentó una demanda formal, dice su hijo. En 1994, la Comisión de Derechos Humanos en Quito investigó el caso y buscó a Vanner Caicedo Macías para que declarara y siguiera el proceso. En 2006, el caso fue llevado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos. La CIDH realizó una audiencia en mayo de 2007, en la cual dictaminó que hubo ejecución extrajudicial de Segundo Caicedo y manifestó que el Estado ecuatoriano debía investigar, sancionar a los culpables y fiscales que no realizaron la investigación a su debido momento.
Ecuador tenía un año para cumplir lo resuelto por la CIDH.
La resolución de la CIDH, además, dispuso publicar, en un diario de circulación nacional y mediante rueda de prensa, una disculpa oficial aceptando que hubo el delito. También requirió la capacitación a los agentes de policía y militares en talleres de derechos humanos.
Trece años después de ocurridos los hechos, el Estado aún no ha identificado ni sancionado a los responsables materiales e intelectuales de las ejecuciones en este caso. Los delitos aún se encuentran impunes.

Anuncios

2 Respuestas a “RELATOS – CASO SEGUNDO CAICEDO

  1. NOSOTROS COMO FAMILIA SUFRIMOS MUCHO VERLO A MI PADRE PRESO SIEND INOCENTE DE TODO,,IENDO A SU TRABAJO YO ERA PEQUEÑA.. PERO ME ACUERDO TODO AHORA MI Padre esta muertoo deseo que se investigue que los torturen cm torturaron ami padre infelices

  2. Mi nombre es Gonsalo Ostaiza y yo soy unos de los detenidos page una culpa siendo inocente page una condena de 1 año 1 mes y 14 días por culpa de los militares años pasado 20años y todavía no se resuelve este caso no se están dando cuenta que las personas que sufrieron esas torturas por parte de la marina se están acabando y no an visto la sus tísica y todo por una droga que era de los marinos o del ministro de defensa yo no creo en el gobierno del ecuador porque todavía estoy padeciendo las consecuencia de las torturas y de los papeles o del récord policial que me sale con antecedentes por culpa de esos antecedentes no puedo obtener la nacionalidad Española y an pasado ya 20 años y no ay solución no se qué haces me desecsiona mucho mi país y ay políticos ornrados pero otros son unos siberguenzas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s