RELATOS – CASO WELLINGTON PEÑAFIEL

POLICÍA JUZGADO SIN CONSIDERAR SUS SINTOMAS DE ENFERMEDAD MENTAL

El 9 de junio de 1999, en Guayaquil, Wellington Geovanny Peñafiel Párraga, sustrajo una motocicleta de propiedad de Kléber Caizaguano, cabo segundo de la Policía Nacional del Comando Guayas Nº 2, producto de un trastorno por la enfermedad siquiátrica que padecía, diagnosticada como depresión mayor con síntomas sicóticos, por lo que recibía tratamientos ambulatorios en el hospital docente Guayaquil Nº 2 de la Policía Nacional.

La enfermedad no le permitía actuar con conciencia y voluntad.

Dos días después del suceso, el 11 de junio de 1999, le devolvió la motocicleta a Kléber Caizaguano y le pidió disculpas por lo sucedido explicándole su condición mental; sin embargo, este lo “agredió física y verbalmente”, y lo condujo al comando rural de la ciudad de Quevedo, donde elaboró un parte policial por robo. Luego Wellington Peñafiel fue trasladado al Comando Guayas Nº 2, dependencia en la que prestaba sus servicios como policía, “me llevan amarrado al cuartel me meten al calabozo de contraventores a orden de la Unidad de Investigación Especial de la Policía Nacional (UIES) pero ya tenían el informe del médico, el jefe del comando tenía que transferirme al psiquiátrico”.

Estuvo recluido en el calabozo alrededor de treinta días sin orden de autoridad competente. El vigésimo tercer día de su detención fue atendido por el médico psiquiatra de la Policía Nacional, Andrés Rodríguez Villamar, quien después de la evaluación concluyó que requería de hospitalización urgente en un centro especializado de psiquiatría “pues prácticamente estaba trastornado mentalmente”. No tomaron en cuenta este diagnóstico y continuó recluido por lo que su enfermedad agravó.

El 5 de agosto de 1999 se reunió el tribunal de disciplina conformado por el coronel de Policía Paco Urrutia Ortega, en calidad de presidente, y los capitanes, Luis Castillo Miranda y Yuri Arias Morales, en calidad de vocales, en el cual argumentaron la falta de veracidad de la declaración de Wellington Geovanny Peñafiel Párraga en lo que tiene que ver con su trastorno, por lo que fue sancionado con la baja de las filas policiales.

El 20 de septiembre de 1999, mediante orden general Nº 181, con el decreto ejecutivo Nº 1261, se dispone la baja de Wellington Geovanny Peñafiel Párraga. El 3 de octubre de 2001, presentó un recurso de amparo contra el acto administrativo; sin embargo, el 7 de noviembre de 2001, el recurso fue rechazado por Juan Toscano Garzón, juez segundo de lo Civil de Pichincha, ya que consideró que se había seguido adecuadamente el proceso.

El 14 de octubre de 2002, recurrió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, exponiendo los maltratos que le habían aplicado durante el curso de Protección de Frontera en el año 1997 y su injusta separación de la institución policial.

El 14 de enero de 2008 presentó una carta al Presidente de la República, Rafael Correa, exponiendo su caso, en virtud de lo cual desde la Subsecretaría Jurídica de la Presidencia de la República solicitaron al Comandante General de la Policía Nacional, Jaime Hurtado Vaca, una revisión de la documentación de Wellington Geovanny Peñafiel Párraga, y le solicitaron que exprese su opinión sobre el caso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s