RELATOS – CASO DAVID DELGADO

JÓVENES EJECUTADOS EN GUAYAQUIL POR MIEMBROS DEL GRUPO DE INTERVENCIÓN Y RESCATE (GIR)

En Guayaquil, el 29 de diciembre de 2001, cerca de las 20:00, David Delgado Galarza de dieciséis años de edad, salió de su domicilio ubicado en la cooperativa Río Guayas, en el sector del Guasmo Norte, con rumbo a la casa de un compañero de colegio, situada a pocas cuadras de su residencia.

Esa misma noche, Carlos Arístides Lara Silva, de veintiocho años de edad se encontraba en los exteriores de una carnicería propiedad de su padre, que se hallaba ubicada frente a la casa del compañero de colegio de David Delgado. En esos momentos, miembros del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) de la Policía Nacional, entre ellos Segundo Claudio Chicaiza, se encontraban patrullando las inmediaciones de la cooperativa Río Guayas. Días antes hubo un asesinato en una gasolinera cercana al lugar y la persona que murió era familiar de Segundo Claudio Chicaiza, que realizaba la inspección.

La madre de David Delgado, Marta Delgado, afirma que en ese momento los dos jóvenes fueron detenidos por miembros del GIR. “Mi hijo ni conocía a este chico Carlos Lara, él trató de defenderlo. Para que no se lo lleven, se agarró de una ventana. Mi hijo gritaba: ¡No me lleven, no me lleven!. Al otro chico le habían golpeado para meterlo en el carro, pero él se les metió debajo del carro de los policías, para que no se lo lleven. Cuando lo sacaron le rompieron la cabeza y le hicieron cosas horribles”.

El 31 de diciembre de 2001, los familiares de ambos jóvenes denunciaron el hecho ante la Fiscalía del Guayas como un caso de detención arbitraria y desaparición. El 1 de enero de 2002, sus cuerpos fueron encontrados en el sector El Fortín (al noroeste de Guayaquil). Los cuerpos presentaban huellas de tortura y disparos y se encontraban en estado de descomposición.

Celva Silva, madre de Carlos Lara, presume que los policías detuvieron a su hijo porque “tenía un parecido con el chico que mató al guardia en la gasolinera”, cuyo nombre –afirma- es Manuel Martínez Reina, alías El Orejón.

Ante el Tribunal de Disciplina, los policías afirmaron que detuvieron a Carlos Lara y David Delgado, porque los encontraron robando en una buseta y que habían hallado en su poder relojes, cadenas, celulares y armas de fuego, objetos que habían sido arrojados en las inmediaciones de la Vía Perimetral. Posteriormente, se realizó la búsqueda de las evidencias, las cuales no fueron encontradas.

El 17 de enero de 2002 fueron detenidos por delito de asesinato los policías: Guido Hugo Vásquez Miranda, Tito Leonardo Ponce Baque, Segundo Néstor Claudio Chicaiza, Leoncio Livan Ontaneda Merchán y el cabo Marco Vinicio Vargas Terán. El 6 de agosto de 2002, el juez primero del Cuarto Distrito de la Policía encontró culpables del delito de homicidio agravado a Guido Vásquez y Tito Ponce, y de cómplices a los tres restantes.

Para el 16 de enero de 2003, la Dirección Nacional de Asesoría Jurídica de la Policía Nacional en Quito, fijó la audiencia de Juzgamiento, la misma que no se realizó por ausencia de los abogados defensores y de los acusados, quienes se habían embarrado en heces fecales para no ser llevados a la audiencia. El 22 de enero de 2003 tuvo lugar la audiencia de juzgamiento. Esa misma noche, todos los acusados fueron puestos en libertad, por haber cumplido, el 17 de enero de 2003, un año de prisión sin sentencia.

Al día siguiente, se notificó la sentencia que señalaba que los policías Guido Vásquez y Tito Ponce debían cumplir la máxima pena de dieciséis años de reclusión mayor extraordinaria como autores del crimen; Segundo Claudio y Leoncio Ontaneda, la pena de ocho años de reclusión en calidad de cómplices; y Marco Vargas, la pena de dos años de prisión correccional, en calidad de encubridor del delito. La sentencia fue ratificada por la Corte Nacional de Policía en febrero de 2004. Hasta octubre del mismo año no se pudo capturar a los policías y fueron declarados prófugos.

“Ante un pedido de la Comisión de la Verdad, la Interpol inició la búsqueda de los ex policías. Luego de verificar en Migración comprobaron que Guido Vásquez Miranda se encontraba en España. El 10 de junio de 2009, el jefe de la Oficina Central de Interpol, Santiago Martínez Jácome, dio parte al juez Ramiro Martínez, del Juzgado Primero del IV Distrito de la Policía, que la Interpol de Madrid comunicó que el 9 de junio de 2009, Vásquez fue detenido con fines de extradición hacia Ecuador. La Interpol pidió al juez que eleve el pedido de extradición de Guido Vásquez ante el Presidente de la Corte Nacional de Justicia”.

El caso fue enviado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El Estado ecuatoriano dice que la CIDH es incompetente para conocer el caso por cuanto el Estado cumplió con sancionar a los agentes. Los familiares comunicaron a la CIDH que a pesar de existir una sentencia judicial contra los acusados, estos se encuentran prófugos. En la actualidad, el caso continúa siendo analizado en la Corte Interamericana.

Anuncios

3 Respuestas a “RELATOS – CASO DAVID DELGADO

  1. me parece biem que publiquen estas cosas para que no vuelvan a suceder com es posible que asesinen gente con la representacion del estado

  2. y esa no es la verdad que dicen los policias se inventaron esa cosas por que ya no tenian escapatoria fue muerte por encargo carlos lara fue asesinado por error no tenia nada que ver en el gobierno de leon febres cordero los policias era un escuadron que en esos tiempos operaba
    ya la verdad se sabe todo pero no lo publican saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s