RELATOS – CASO FYBECA – PARTE III

EJECUCIÓN EXTRAJUDICIAL Y DESAPARICIÓN FORZADA DE OCHO INDIVIDUOS EN FARMACIA FYBECA DE GUAYAQUIL.

El 4 de diciembre de 2003, la Comisión Interamericana Derechos Humanos (CIDH), en respuesta a la petición de medidas cautelares presentada por María Dolores Guerra Tábara, el 1 de diciembre del mismo año, con relación a la situación de Jhonny Gómez Balda, solicitó al Gobierno de Ecuador lo siguiente: “Adoptar las medidas necesarias para establecer el paradero y proteger la vida y la integridad personal de Johnny Gómez Balda, Seydi Vélez Falcónes, César Mata Valenzuela y Edwin Daniel Vivar Palma. Informar sobre las acciones adoptadas con el fin de investigar y esclarecer judicialmente la desaparición de los beneficiarios”.

El 17 de diciembre de 2003, el agente fiscal de lo Penal del Guayas, Carlos Pérez Asencio, con relación a la denuncia presentada por María Dolores Guerra Tábara por delito de plagio contra el sargento segundo, Sergio Gaibor Bosquez y Erick Salinas Monge, se abstuvo de acusar a los imputados.

Los familiares de José Vicente Cañar Reyes, Jasmany Alexánder Rosero López, Raúl Javier Salinas Chumacero, Miguel Ángel Quispe Portilla, Richard Gonzalo Tello Jácome, y Genry Germán Aguiar Vargas, presuntos delincuentes que también fueron ejecutados por los miembros de la Policía Nacional en la farmacia Fybeca, no presentaron denuncia alguna ante el Ministerio Fiscal, probablemente porque algunos de ellos tenían antecedentes penales. Sin embargo, por tratarse de un delito de acción pública la Fiscalía debió iniciar la correspondiente indagación previa o instrucción fiscal, pero la Comisión de la Verdad no ha logrado localizar información al respecto.

“El 5 de marzo de 2004, el fiscal Vanegas emitió su dictamen y acusó a los supuestos desaparecidos, Johnny Gómez, César Mata y Erwin Vivar, y a la detenida Seydi Falcones, como coautores del robo a la farmacia Fybeca”.

“El 6 de abril de 2004, el ministro fiscal de la Policía, Cristóbal Mantilla, se abstuvo de acusar al mayor Eduardo González Flores, oficial que dirigió el operativo Fybeca. Tampoco responsabilizó a los otros 19 gendarmes”.

Walter Tomsich, ministro fiscal del Guayas y Galápagos dispuso el 12 de abril de 2004 que los agentes fiscales Roberto Cabrera y Carlos Pérez Asencio presenten un informe sobre las acusaciones que el 31 de marzo fueron realizadas por Dolores Vélez, Dolores Briones y Dolores Guerra por presuntas irregularidades en el caso Fybeca. “En la queja enviada a Tomsich, Vélez, Briones y Guerra sostienen que el fiscal Cabrera no reconoció la denuncia por el asesinato de dos inocentes Guime Córdova Encalada y Carlos Andrade Almeida y exigen el inicio de la tercera instrucción fiscal por ese delito”.

El 28 de abril de 2004, el presidente de la Segunda Corte Distrital de la Policía, Luis Castro Saquicela emitió las boletas de libertad para catorce de los oficiales de Policía detenidos por el operativo en la farmacia Fybeca, aduciendo que “los policías liberados solo cumplieron labores de resguardo del lugar y para evitar desorden en los exteriores de la farmacia, la mañana del 19 de noviembre”.

Dos días después, tras fijar una fianza, la misma autoridad ordenó la libertad de los seis oficiales  restantes. El 25 de mayo de 2004, el juez segundo de lo Penal del Guayas, Manuel Vélez Ayala, acusó de autora del delito de asalto y robo a Seydi Vélez Falcones y dictó auto de llamamiento a juicio. El 20 marzo de 2006, el Tercer Tribunal Penal del Guayas la condenó a cumplir seis años de reclusión menor ordinaria en la Cárcel de Mujeres de Guayaquil, aduciendo que “la acusada procedió deliberadamente y planificadamente en conjunto con sus asociados, incluyendo dentro de ellos los hoy fallecidos, a cumplir con un propósito delictivo, de asaltar y robar en la Farmacia Fybeca, empleando para ellos un contingente de armas de grueso calibre, dos vehículos, un plan estratégico  con los datos de utilidad económica materia de sustracción, y una decisión personal que la hizo comportarse firme, audaz, y mordazmente frente a los empleados del establecimiento comercial  saltado, el instante culminante en que debía someterlos con apenas un arma blanca corto punzante, para inocularlos poniéndolos en estado inofensivo al obligarlos a ‘tirarse al piso’ a fin de facilitar a sus compañeros de fechorías el éxito del atraco”.

El fiscal de la Segunda Corte Distrital de la Policía Nacional, doctor Cristóbal Mantilla Arias emitió dictamen abstentivo en la causa penal seguida en contra del mayor Eduardo González Flores y otros miembros de la Policía, en el que consta que “los miembros policiales que ingresaron a la farmacia [Fybeca el 19 de noviembre de 2003], estaban poseídos de una emoción que le impele a actuar irreflexivamente, no cabe exigir racionalidad, la actuación fue automática e instintiva. Por tanto: Me abstengo de acusar a Mayor Eduardo René González Flores, Tnte. de Policía Darwin Alejandro Suárez Flores, Subt. de Policía Marco Orlando Villacrés Asencio, Suboficial segundo Webster Segundo Hernández Rugel, Sgto. de Policía Aurelio Justino Chila Placencia, SgtoS. Sergio Wilfrido Gaibor Bosquez, SgtoS. Samuel Dumani Calderón Egas, SgtoS. Mario Rodrigo Cevallos Loachimin, Cabo 1ro. Darwin Stalin Condoy Rosero, CabP. Luis Gonzalo Cevallos Rosero, Sbte. de Policía Douglas Yépez Magro, SgtoS. José Chano Calispa, CabP. Yonel Angulo Medina, Cabo 2do. Luis Ángel Sánchez Chiliquinga, Cabos. Walter Iván Castillo Yaguana, Cabos. Belduma Ostin Guamizo Murillo, Cabos. Edgar Bolívar Córdova Tenesaca, Policía Héctor Adolfo Frutos Márquez, Policía Wilson Maldonado Espinoza y Policía Ricardo Mariano Llulluma Álvarez”.

“El 23 de septiembre de 2004 el fiscal Pérez Asencio desestimó la denuncia de Dolores Vélez y Dolores Briones [presentada el 19 de abril de 2004 en el Ministerio Fiscal del Guayas], por la muerte de sus esposos, porque consideró que no se puede juzgar dos veces por el mismo delito a los policías. Por 54 ocasiones, Dolores Vélez y Dolores Briones insistieron a Pérez Asencio que inicie la instrucción fiscal en contra de los policías Walter Castillo Yaguana, Luis Sánchez Chiliquinga, Ricardo Llulluma Álvarez y Héctor Fruto Márquez, como presuntos responsables de las muertes de sus esposos”.

El 24 de septiembre de 2004, los jueces de la Segunda Corte Distrital de la Policía Nacional Germán Brito Ramos, Nicolás Sandoval Molina, Jorge Vaca Peralta, Zhuppi Paredes Samaniego, sin suficientes fundamentos e ignorando los reclamos de los familiares de las víctimas, dictaron auto de sobreseimiento definitivo a favor de todos los oficiales implicados. Seydi Natalia Vélez Falcones recibió una rebaja de su pena a cinco años por buena conducta. En octubre de 2006 salió con prelibertad y el 18 de diciembre de 2008 recibió su boleta de excarcelación.

Hasta la actualidad no se conoce el paradero de Jhonny Gómez Balda, César Mata Valenzuela y Erwin Daniel Vivar Palma que desaparecieron el 19 de noviembre de 2003. Sin embargo, según informe provisto por el Tribunal Supremo Electoral, Jhonny Gómez Balda habría sufragado en la consulta popular de 2007.

…CONTINUARÁ

Anuncios

2 Respuestas a “RELATOS – CASO FYBECA – PARTE III

  1. Quitar este comentario , lo que publica en esta página web es de orden privada así mismo que nombres y relatos .
    Lea la leí sobre lo que puede publicar en internet solamente público.
    Lo que esta haciendo es alimentar la idea de la gente en Ecuador y que tengan una opinión negativa , vengo de enregistar su página igualmente que el código binario .
    El día que este casó se arregle le pondré una denuncia por difamación .

    • Sr. Incógnito
      Ud que prefiere esconder su identidad para amenazar, si tiene información sobre el caso:
      -¿por qué no se acerca a la comisión de la verdad y expone su versión?
      -¿por qué se escuda tras un incógnito y una dirección falsa de correo?
      -¿cómo se atreve ud a amenazarme sin saber cual es la finalidad de este blog?

      Sepa ud. que yo no le temo a sus palabras porque de palabras seguramente no pasaran y no me amedrenta porque yo de este relato no escribí ni una sola palabra y para que ud lo sepa estas investigaciones y relatos son públicos y por eso no hay ninguna prohibición para publicarlos.

      Repito para ud. y todos los que están leyendo, la finalidad de este blog no es ni enriquecimiento, ni fama, ni difamación; la finalidad del blog es que personas involucradas en los casos tengan conocimiento de que se están realizando las investigaciones y se hagan presente ante las autoridades para rendir sus versiones también. Repito yo no gano, ni he ganado hasta este día absolutamente nada por publicar los relatos de las personas involucradas en los casos. Al contrario personas involucradas que desconocían de esto se han enterado y se han presentado para dar sus declaraciones, no se han escudado en anónimos para insultar ni amenazar. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s