HISTORIA – MARÍA ESTUARDO

LA REINA AJUSTICIADA POR SU PRIMA.

MARÍA ESTUARDO

Cuando María Estuardo (1542 – 1587) , reinaba en Escocia, huyó de su prisión en Edimburgo y pidió asilo a su prima Isabel I de Inglaterra, que no imaginó que esta decisión acabaría costandole la vida. Isabel toleró en su país a una pretendiente peligrosa (maría era biznieta de Enrique VII de Inglaterra), pero como la reina de Escocia no cesaba de conspirar por el trono inglés, Isabel la mandó a recluir. Por María, que mantenía correspondencia con España, Francia y el Papa pidiendo ayudo contra Isabel, se levantó el norte católico de Inglaterra y murió decapitado el duque de Norfolk. Los antiguos aliados tras el largo cautiverio de María, volvían a depositar en ella sus esperanzas como posible reina de Inglaterra.

Walshingam, secretario de estado y protestante acérrimo, hacía interceptar regularmente la correspondencia de la prisionera, a la que le tendió una trampa en la que la reina escocesa cayó fácilmente: en una carta, María aprobaba el asesinato de Isabel e incluso daba consejos a los asesinos. Juzgada y reconocida culpable María Estuardo, la propia Isabel firmó la sentencia de muerte de su prima tras muchas vacilaciones. Fueron necesarios tres golpes de espada para segar la cabeza de María, el 8 de Enero de 1587. Los incidentes de su juventud quedaban olvidados y a los ojos de los católicos se convertía en una santa.

Reina de Escocia desde la cuna y de Francia por su matrimonio con Francisco II, a la muerte de éste y con solo dieciocho años de edad, María había regresado a su país.

Tras algunos aciertos iniciales con los levantiscos nobles escoceses, antepuso su vida privada a sus deberes como soberana, lo que le costó la vida de su consejero italiano y la de su marido, ambos asesinados.

A los tres meses de quedarse viuda, se casó con el conde Bothwell, responsable de la muerte de su esposo. El pueblo se alzó indignado y Bothwell huyó cobardemente. María fue hecha prisionera y se le obligó abdicar a su hijo, que se convertiría en Jacobo VI de Escocia y, a la muerte de Isabel I en Jacobo I de Inglaterra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s