HISTORIA – GUZMÁN EL BUENO

PREFIRIÓ QUE MATARAN A SU HIJO ANTES QUE RENDIRSE A SUS ENEMIGOS.

GUZMÁN EL BUENO

Hacia dos años, en 1292, que la plaza de Tarifa, ciudad por donde se inició la invasión musulmana casi seis siglos antes, había sido tomada por las tropas del rey de Castilla, Sancho IV. Ahora, en 1294, Tarifa era asediada furiosamente por los musulmanes del rey de Fez, Abenyacob, y por su aliado el infante don Juan, hermano y rival del rey Sancho. El defensor de Tarifa era Alonso Pérez de Guzmán, un esforzado capitán famoso ya por sus hazañas militares y su fidelidad a la corona de Castilla. alonso, años antes, se había exiliado, ofendido porque los hijos legítimos de su padre lo habían tratado de bastardo ante Alfonso X, y había ido a ponerse al servicio del rey de Fez, Abenyusef, padre del que ahora le atacaba. En África obtuvo Alonso nuevas victorias contra los bereberes, que le hicieron aumentar su fama y su fortuna, ya que fue bien recompensado. Pero al morir Abenyusef, Alonso Pérez de Guzmán, tuvo que escapar de Marruecos porque sabía que sus éxitos habían despertado la envidiosa hostilidad del heredero Abenyacob. Se ofreció entonces a Sancho IV y dirigió la expedición contra Tarifa que, tras un prolongado asedio, cayó en septiembre de 1292.

Cuando quedó encargado de su defensa, Pérez de Guzman hizo reforzar los baluartes y se abasteció de armamento, pero Tarifa no era nada fácil de defender, expuesta a ataques masivos desde el estrecho de Gibraltar. Guzmán, sin embargo, rechazó una y otra vez los ataques de los cinco musulmanes comandados por el príncipe Juan. El asedio duraba ya seis meses cuando un hijo de Guzmán, de diez años de edad, cayó en poder de los asaltantes. Juan ideó entonces un último recurso: llevó maniatado al muchacho al pie de las murallas y amenazó a Guzmán con matarlo si no le entregaba la plaza de Tarifa. Ante el asombro de todos, Guzmán no solo se negó sino que arrojo desde la muralla su propio cuchillo. Don Juan lo recogió y lo enterró en la garganta del muchacho; después ordenó reembarcar a sus tropas. El rey Sancho IV, informado del acto de lealtad de Guzmán, le reconoce el renombre de Bueno, y le hizo primer señor de Medinasidonia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s