HISTORIA – GONZALO FERNÁNDEZ DE CÓRDOBA

EL GRAN CAPITÁN.

GONZALO FC

Cuando Fernando el Católico, siguiendo una política exterior de expansión hacia el Mediterráneo, decide llevar la guerra de Nápoles contra Carlos VIII de Francia, escoge como jefe del ejército a un general español que se había destacado durante la guerra de Granada contra los árabes, Gonzalo Fernandez de Córdoba, que por sus grandes éxitos habría de ser llamado “El Gran Capitán”.

En la guerra de Nápoles, que terminó con la conquista por España de éste territorio, El Gran Capitán reorganizó el ejército español,  dándole la estructura que luego había de proporcionarle tantos éxitos luego en Europa. Durante la Reconquista se había tendido a desarrollar la caballería ligera a expensas de la infantería. Pero, en Italia, pronto se demostró que el ejército español estaba anticuado y que la caballería era incapaz de soportar el peso de una guerra moderna. Gonzalo Fernández de Córdoba comprendió que era necesario incrementar la infantería, aumentándola y equipándola con armadura de mayor protección, y con armas ofensivas, largas picas, lanzas cortas, jabalinas y arcabuces o fusiles primitivos. El éxito fue completo. A pesar de ello por su gran afición al lujo, fue acusado de malversación de fondos y el rey Fernando le exigió que entregara las cuentas de sus gastos. El Gran Capitán, dolido, le contestó al rey con un sarcástico informe donde se leían cosas como éstas:

Diez mil ducados en guantes perfumados para preservar a las tropas del hedor de los cadáveres del enemigo… Ciento setenta mil en renovar campanas rotas con tanto repiquetear por nuevas victorias… Cien millones por mi paciencia en escuchar, ayer, que el rey pedía cuentas a quien le ha regalado un reino.

Pero el concepto que se ha hecho más famoso es el de …un millón por picos, palas y azadones, modelo de vaguedad y exageración que ha dado lugar a que la Academia de la Lengua acepte la expresión las cuentas del Gran Capitán para describir una cuenta de gastos chapucera y mal justificada.

Gonzalo Fernández de Córdoba fue el guerrero más famoso de su época, contándose por victorias todas sus campañas. Utilizaba en cada ocasión la táctica militar más adecuada, desde la lucha de guerrillas hostigando al enemigo hasta las más sabias maniobras. Su cuerpo de infantería se convirtió en el más aguerrido de Europa.

Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán (1435-1515), combatió por Isabel la Católica en la lucha dinástica por el trono al morir Enrique IV de Castilla.  Luego se distinguió en la toma de Granada y posteriormente conquistó para Fernando el Católico el reino de Nápoles, del que fue gobernador cuatro años. Fernando, acaso receloso de la gran popularidad del Gran Capitán, le ordenó regresar a España. Tras el desagradecimiento del rey, Gonzalo Fernández de Córdoba enfermó y marchó a Granada, donde murió en brazos de su esposa y su hija.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s