RELATOS – CASO BEATRIZ JARRÍN – Parte1

MILITANTE DE GRUPO REVOLUCIONARIO “ALFARO VIVE CARAJO” (AVC) TORTURADA EN EL SERVICIO DE INVESTIGACIÓN CRIMINAL.

El 14 de junio de 1984, en Quito, Lilian Beatriz Jarrín fue aprehendida por dos agentes del Servicio de Investigación Criminal, en las instalaciones de un jardín de infantes, ubicado en el barrio ‘La Ecuatoriana’, al sur de la ciudad, donde se desempeñaba como profesora.

Los agentes le pidieron que los acompañe ya que debían realizarle algunas preguntas. Lilian Beatriz Jarrín aceptó. Pero, antes de ir con ellos, se acercó a su compañera de trabajo Marcia Tutillo para comentarle lo ocurrido. Su compañera decidió acompañarla.
La trasladaron al Servicio de Investigación Criminal de Pichincha, en el trayecto le hicieron varias preguntas acerca de su lugar de residencia y sobre los lugares donde había estado los días anteriores.
Cuando llegaron al Servicio de Investigación Criminal de Pichincha, los agentes que la llevaban saludaron al capitán Vaca que poseía una fotografía del matrimonio de Lilian Beatriz Jarrín. Allí se enteró que habían allanado una casa de seguridad localizada en el sector de la Villaflora donde habían detenido y maltratado al joven que vivía allí, por lo que decidió dar la información que le pidieron.
Desde el momento en que proporcionó información, la situación cambió. La llevaron a un cuarto de un metro por un metro y entró el capitán Vinueza y junto a él, el capitán Vaca: “comenzaron a empujarme y a insultarme… ahí me enseñaron un pañuelo rojo… me dijeron que yo tengo que saber qué es esto?, entonces yo obviamente estaba armando mi película mental, también un poco entendiendo el asunto y decía bueno yo no sé de qué se trata este asunto, y como yo me mantenía en que no sabía, fue más fuerte la presión, los insultos, los calificativos, para que yo diga y desde ese momento me comenzaron a insinuar diciéndome que yo he estado en un asalto de un banco y que tenía que decir, dónde está el hábito de monja que usó alguien que participó en dicho asalto, dónde está el dinero, dónde está la plata. Permaneció incomunicada varios días en ese cuarto. Como no se encontraba encapuchada, pudo observar el rostro de los agentes, a Vinueza “lo puedo describir; es un tipo con churos, el pelo era bastante crespo, un semblante muy duro, tenía bigote. En cambio el capitán Vaca era gordo, blanco, se peinaba para atrás; los dos groseros. Y, claro, también los agentes comenzaron acercarse a ver, a insultar en ocasiones se acercaban amables y decían hable y al ratito te venían a insultar y a pegar”.

Al segundo día fue llevada a un cuarto grande, donde la amarraron con una soga y la subieron a una mesa. “…me tuvieron así: entre ya te vamos a colgar y entre espérate un ratito. Esto es lo que te espera si no hablas. Pero, o sea, no era así de buenos términos, con insultos, con maltratos, con descargas eléctricas, bofetadas en la cara, y bueno, eso el primer día, entonces me enseñaron muchas fotos, me decían que yo a quién conocía, yo realmente no conocía, pues a todas las personas que ellos me pedían que tenía que conocer, y claro a las dos únicas personas que pude identificar era a mi hermano Arturo Jarrin y a Miguel Jarrin también hermano, entre el montón de fotos que tenían, y para mí fue muy doloroso el momento en que, yo lo veo a mi hermano Arturo y el ha estado detenido, pero yo no sabía, entonces yo digo claro es mi hermano, es mi hermano a poco me enseñan el patio, a mi hermano que estaba totalmente golpeado, lastimado, ultrajado y para mí fue muy doloroso verlo ahí, y verle a él cómo estaba detenido.

Y desde ahí fue más fuerte incluso el trato porque me exigían que diga dónde estaba Miguel, me exigían a que yo asuma el tema de que estuve con Arturo en un asalto al banco, le vi a Patricio Baquerizo que estaba totalmente remellado la cara, golpeado, yo veía a todo mundo super deteriorado, humillado, eso fue durante todo el viernes, todo el día ”.

En este lugar también vio a Washington Borja que en esa época era su esposo, quien había sido apresado en su lugar de trabajo. Beatriz Jarrín fue constantemente torturada “Vaca y Vinueza se turnaban para golpearme, gritarme, hacerme descargas eléctricas, amenazarme, chantajearme para que acepte mi participación en el asalto a un banco, claro no podía aceptar, no podía responsabilizarme de lo que no he realizado. Me decían que tenían todas las evidencias las torturas era para que avise”. Continúa…

 

Anuncios

3 Respuestas a “RELATOS – CASO BEATRIZ JARRÍN – Parte1

  1. no conoci muy a fondo el asunto pero tuve el agrado de conocer de cerca a bachita y es uno de los seres mas extraordinarios que e conocido

  2. Pingback: RECUERDA – LOS NÚMEROS DE 2010 « Comunidadreal's Blog·

  3. Pingback: RELATOS – CASO BEATRIZ JARRÍN – Parte2 | Comunidadreal's Blog·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s