RELATOS – CASO MYRIAM MUÑOZ – Parte1

EMPLEADA CIVIL DEL MINISTERIO DE DEFENSA TORTURADA POR SUPUESTA VINCULACIÓN A GRUPO REVOLUCIONARIO ALFARO VIVE CARAJO.

En 1984, Myriam Muñoz Naranjo trabajaba en el Ministerio de Defensa como secretaria del coronel Eduardo Silva, Jefe de Personal. Mantenía una relación con Víctor Hugo Bolaños Hernández, sargento primero del Ejército, que trabajaba en la misma dependencia. Era propietaria de un inmueble ubicado en el sector de “El Labrador”, al norte de Quito, en el cual vivía con una de sus hermanas, Elizabeth Muñoz, quien a su vez mantenía una relación afectiva con Pedro Saavedra, vinculado con integrantes de la organización “Alfaro Vive Carajo” (AVC).

Pedro Saavedra recibía llamadas telefónicas de Mireya Cárdenas, militante de AVC, y por esta razón, el 19 de agosto de 1984, cuando la detuvieron en Costa Rica, apareció entre los documentos que portaba el número telefónico del domicilio de Myriam Muñoz. El 27 de agosto de 1984, llegaron dos hombres a buscar a Myriam Muñoz en el Departamento de Personal del Ministerio de Defensa, su lugar de trabajo. Solicitaron hablar con el coronel Eduardo Silva, quien la delegó para acompañarles. Salió con ellos de su oficina y en uno de los pasillos se encontró con Víctor Hugo Bolaños, a quien le dijo que iba a llenar unos formularios en el “Departamento de Personal”. Myriam Muñoz presume que se sabía quiénes eran las personas que la acompañaban, porque le contestó en voz baja que vaya y responda a todo lo que le pregunten y enseguida añadió en voz alta que la esperaba en la entrada del cine. Sin embargo, en ese momento, no fue consciente de lo que estaba sucediendo: “Pensé que me estaban confundiendo con alguien. No quisieron responder a mis preguntas. Comenzaron los insultos”.

Descendió con los dos hombres a un patio interior en el Ministerio de Defensa, luego se percató que le esperaba un jeep de uso militar con su respectivo chofer. Al llegar al vehículo, señala que le hicieron ingresar a la parte trasera y al salir del edificio de la institución uno de los sujetos sacó una tela negra y le dijo: “Ponte la capucha y a más de ponerme la capucha me hicieron sacar el saco que llevaba puesto para ponérmelo encima de la capucha, para que cuando salga no se me vea”. En el trayecto la insultaron, se dio cuenta que daban muchas vueltas, tomaron un camino de piedras y presume que la trasladaron al Batallón de Inteligencia Militar (BIM) que funcionaba en las instalaciones del Agrupamiento Escuela de Inteligencia Militar(AEIM), ubicado en Conocoto, cerca de la ciudad de Quito, cuyo comandante era el teniente coronel, Juan Méndez.

Myriam Muñoz fue conducida por unas escaleras hacia un subterráneo y un pasillo con celdas a los lados. En una de ellas estuvo recluida durante toda la primera parte de su captura, es decir durante cinco días. Uno de los métodos para aterrorizarla que recuerda eran los frecuentes golpes en la puerta. Refiere que dicha celda tenía suelo de tierra, paredes rugosas, una gruesa puerta metálica y no contaba con luz ni con condiciones higiénicas mínimas, y que tenía una pequeña ventana a través de la cual se veía permanentemente la luz del corredor encendida. Afirma que las circunstancias de detención fueron de aislamiento total, sin las mínimas condiciones higiénicas ni físicas: “hay detalles que pueden parecer insignificantes pero rebajan, humillan, hacen daño. Tener que aceptar que «me acompañen» para utilizar el inodoro, a veces no me permitían ni cerrar la puerta”.

En una ocasión, “le sacaron de su celda para preguntarle sobre “Alfaro Vive Carajo”. Le llevaron a ver a Mireya Cárdenas, para ver si le conocía; Mireya preguntó ¿quién era ella? En otras ocasiones, me hicieron ver muchas fotos de Mireya, para ver si le reconocía. En esa época mi padre padecía de diabetes, razón por la cual le habían amputado una pierna, ellos lo sabían, por esto le amenazaron que lo iban a traer para torturarle en su presencia y ‘a ver si no habla cuando él esté revolcándose en el suelo’ y, decían: ‘qué pena que esta hijueputa no tenga un hijo’ sino lo llevarían para que también hable”. Mientras Myriam Muñoz se encontraba detenida, efectivos de Inteligencia Militar ingresaron a su departamento y tomaron unas misivas de su propiedad. Entre otras cosas, la acusaron de haber asesinado a su marido (diplomático de nacionalidad belga que había fallecido tres meses antes); “ querían que explique, dónde había recibido entrenamiento armado; cuál era su función en el interior del Ministerio de Defensa; cómo se había infiltrado y qué documentos se había sustraído.

Afirma que mucho tiempo antes de los hechos, quiso viajar a Estados Unidos pero le negaron la visa y, posteriormente, viajó a Perú, razón por la cual le decían que ella fue a este país, a contactarse con elementos del grupo “Sendero Luminoso”. Dentro de las ocho o diez sesiones de interrogatorios y tortura a las que fue sometida, manifiesta que la tortura en principio era más psicológica, pero llegó el momento en que empezaron a aplicarle maltratos físicos:

“Uno de estos sujetos tenía mucho oro en los dientes, cuando este sujeto estaba ese día era peor que otras veces la tortura. Lo más desagradable eran las descargas eléctricas que recibía. Eran diferentes personas los agentes que la torturaban, ya que percibía diferentes voces; le dio la impresión que eran oficiales del Ejército. Se encontraba con la capucha puesta. Una vez estuvo en una silla, le hicieron desnudar; ellos estaban cubiertos, le hicieron descargas muy fuertes en los senos, los genitales, la boca y la cabeza”. “Tengo la impresión de haber estado en una ocasión en unasala grande, en que yo estaba en el centro y que había sillas alrededor mío. Había alguien importante por la manera en cómo se dirigían a él. Yo estaba afligida y encapuchada”.
Durante uno de los interrogatorios según su relato, “me obligaron a desnudarme para el interrogatorio, un tipo que se notaba que detestaba a los empleados civiles de instituciones militares o policiales, rodeó la silla donde yo estaba sentada y, desde atrás, la tiró violentamente al suelo; recibí el impacto sobre todo en la nuca y la espalda. Pienso que tuvo la intención de violarme, por los movimientos que hizo, pero el otro tipo que estaba al frente, le hizo un gesto negativo, con los ojos y la cabeza, y luego ante la insistencia le dijo en tono de orden «¡No!» ante lo cual no estuvo nada contento el otro que despechado, frustrado, pateó la silla y dijo algo así como «qué suerte de esta desgraciada». ¡Yo estaba aterrorizada! La segunda caída, también con la silla, fue causada por una descarga eléctrica más fuerte que las otras. También me golpeé fuertemente la espalda y la cabeza. Después de eso yo me quejaba mucho de un terrible dolor de cabeza que tenía”.

Durante los interrogatorios le sacaron fotos: “como a todos los delincuentes, según me dijeron, lo cual me daba pánico de que viera mi familia o se hicieran públicas; creo que eso fue al final de mi captura”. También en los trayectos entre la celda y los lugares de interrogatorio fue objeto de abusos. Según relata “el tipo que me llevaba para hacer la foto se puso a manosearme los senos, y es increíble pero no hice nada para defenderme. Sientes que no puedes hacer absolutamente nada”. Querían vincularla con “Alfaro Vive Carajo”. Le hicieron ver unas fotografías, las cuales le llamaron la atención, ya que eran de propiedad de Pedro Saavedra, tomadas sobre las manifestaciones del Primero de Mayo y otras de una explosión de una bomba panfletaria, entre las que recuerda en la actualidad. Los negativos habían sido encontrados por los agentes en su departamento. Le decían que sabían que ella había estado en campos de entrenamiento, torturándole para que señalara dónde se ubicaban y qué persona le llevó.

CONTINÚA…

Anuncios

4 Respuestas a “RELATOS – CASO MYRIAM MUÑOZ – Parte1

  1. Pingback: Tweets that mention RELATOS – CASO MYRIAM MUÑOZ – PARTE I « Comunidadreal's Blog -- Topsy.com·

  2. Pingback: RELATOS – CASO VICTOR HUGO BOLAÑOS « Comunidadreal's Blog·

  3. Pingback: RELATOS – CASO VICTOR HUGO BOLAÑOS | Comunidadreal's Blog·

  4. Pingback: RELATOS – CASO MIREYA CÁRDENAS – Parte1 | Comunidadreal's Blog·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s